El coltán: del dolor de la guerra a nuestra tablet

Redacción: Ainhoa Pérez Sánchez_ 1º ESO

 

El coltán es un mineral que es utilizado para el funcionamiento de aparatos electrónicos, especialmente móviles. Se extrae principalmente del Congo, ya que allí se encuentra  el 80% de las reservas mundiales.

La extracción de este mineral es denunciada por numerosas ONG´s ya que en las minas  no se respeta ningún derecho humano, y los trabajadores están en condiciones de semi-esclavitud. Además, en estas minas no solo trabajan adultos, también  niños e incluso mujeres embarazadas, aunque esto no es ningún inconveniente para que las grandes empresas como: Apple, Samsumg, LG etc compren este mineral, financiando así el conflicto. Estas empresas obtienen grandes beneficios ya que en algunos casos el coltán con el que han  hecho los móviles ha sido extraído de forma ilegal, teniendo en cuenta que quien  controla estas minas son mafias, y por ello solo el 1% de de la mercancía sale del país legalmente. Las mafias que controlan las minas sacan grandes sumas de dinero porque, mientras sus trabajadores cobran 50$ al mes si sacan como mínimo 1 kg al día, ellos lo venden a 500$/ kg. El número de congoleños que trabajan es las minas es muy alto, ya que en este trabajo cobran como hemos dicho antes 50$/ mes, y el sueldo medio de un congoleño es de 10$/ mes.

Pero no solo ha provocado que las condiciones de sus trabajadores sean pésimas, también ha producido una guerra interna, provocada por la intención de controlar dichas minas. Este conflicto comenzó en 1998, y en 2003 se firmó el tratado de paz, aunque este tratado no sirvió para nada, ya que el conflicto continua. Desde el inicio del conflicto ha habido más de 5.000.000 de muertos, cuya cifra sigue subiendo. Esta guerra es una de las peores, y con mas víctimas provocadas, después de la Segunda Guerra Mundial.

El problema es que todo el mundo colabora con que este conflicto continúe. La necesidad que hay creada en la sociedad de tener móvil, y además tener el último que sale, ha influido mucho en este conflicto. Cuanto mayor sea el consumo, mayor es la recaudación y, por lo tanto, mayor es el interés de hacerse con esas minas. Además, este mineral, aunque es muy utilizado no es casi conocido, a la mayoría de gente le importa más saber cuál es la marca del teléfono, que saber de dónde viene, y saber que con su excesivo consumo está financiando una guerra.

Esta guerra,  aparte de las muertes que ha causado, ha tenido como una de las principales víctimas a las mujeres. Entre el 1998 y el 2003 en  el Congo se registraron hasta 400.000 violaciones, además la mayoría de chicas violadas tenían entre 12 y 20 años. Hoy en día sigue este problema, y en un centro médico en la localidad de Goma sigue registrando entre 5 o 6 violaciones al día.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*